PUEDES SEGUIR APORTANDO PALABRAS
-Comentarios
-Correro

¿Qué quieres ver?

lunes, 3 de agosto de 2015

PRÓLOGO

Alguien dijo alguna vez que peor que la gente que no sabe hacia dónde va es la gente que se olvida de dónde viene. Tal vez por eso, o porque con el paso de los años uno se va dando cuenta de que al final siempre acabamos apreciando lo que perdemos, nació la idea salvaguardar parte de la memoria colectiva de nuestro pueblo a lo largo del tiempo.

Hablo por supuesto del inmenso y valioso patrimonio inmaterial que poseemos hecho a base palabras y expresiones que hacen tan peculiar y distintiva el habla de nuestra localidad. Quizá para alguno se trata de un habla repelente, desacertada e incluso imperfecta, pero también es cierto que en muchas ocasiones, la belleza  de una persona reside precisamente en esa virtud de mostrarse imperfecta y sin ninguna pretensión de ser lo que no es.

Además, parece que de un tiempo a esta parte la globalización prolifera a pasos agigantados llevándose por delante y para siempre tradiciones, costumbres y sobre todo la memoria de un tiempo no tan lejano.

A raíz de todo ello, puse en marcha (con la ayuda de varias personas más), la recopilación de expresiones y palabras de nuestra localidad; tanto las propias como las más usadas. El lector debe saber que gran parte de éstas pertenecen a las aportaciones de decenas y decenas de personas (al César lo que es del César).

Además soy consciente de que para algunos no estarán todas las que son y para otros no serán todas las que están, y tal vez es cierto, pero lo que sí está claro es que todo esto se ha formulado con la mejor intención del mundo y sobre todo de forma libre y espontánea, dejando a un lado la ortodoxia y rigurosidad plena.

Soy torrejoncillano y me siento orgulloso ello y admiro la espontaneidad de quien habla sin tapujos ni medias tintas, incluso a sabiendas que lejos de aquí le señalarán a veces de cateto, inculto y lugareño. Sin embargo y a pesar de que muchos se empeñen en subestimar este tipo de habla, es un gusto comprobar que hoy en día siguen usándose todas estas palabras por las calles de nuestra localidad, y esperemos que por muchos más años porque, digan lo que digan, ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo.


(Prólogo para la revista "El Telar". Verano de 2015)


Manuel Jesús Torres Canalo

miércoles, 10 de junio de 2009

LAS EXPRESIONES MÁS CURIOSAS DE TORREJONCILLO

¡A moitus con un costal!: respuesta irónica que se le dice a alguien cuando este pregunta por el paradero de una determinada persona y el que lo escucha no tiene la menor idea de dónde ha ido.

¡Amus anda!: se usa cuando se quiere decir que algo no es posible, que es una barbaridad o muy difícil de conseguir.

¿Andi andas?: Corresponde a decir: ¿Dónde has estado?. Ej. "Pos andi andas que no te veu ni te oigu".

A días y a ratus: se usa para afirmar que el estado de salud de una persona varía ligeramente cada un cierto tiempo, que es irregular.

A mansalba: con mucha regularidad.

A mantenienti: mucha cantidad de algo.

¿A qué ton?: curiosa expresión que significa, literalmente: no.

Aca nona:  habitualmente, regularmente

Allá vea: se emplea para decir que algo no tiene importancia 

Arrascal pa echal: expresión que se utiliza para decir que algo, a pesar de haberse realizado, no está bien hecho o no sirve absolutamente para nada.

Chá qué bobá: es una de las expresiones más características de la localidad. Se usa para aludir que algo acaecido no tiene la menor importancia, si bien es cierto que se emplea en múltiples contextos sociolingüísticos.

Dalsi un teluci: comer mucho de una sola vez.

Jui de ahí: se emplea en situaciones de peligro, pues significa literalmente: “huye de allí”.

Echal un vasu: salir a tomar los vinos.

Encomendal a Dios: rogativa común en la que se ruega a Dios la acogida del alma de un difunto para que este pueda descansar en paz.

Era ministel que…: se usa cuando hay que hacer algo próximamente y que no se puede dejar en el olvido

Era precisu que…: al igual que la expresión “era ministel que…”, se dice en aquellas ocasiones en las cuales hay que llevar a cabo una determinada tarea.

¡Estamus apañaus!: expresión que se emplea cuando se quiere mostrar malestar o inconformidad.

Hacel de sábadu: limpiar la casa por completo. Normalmente esta tarea se realiza el sábado, por ser el día de la semana que más tiempo se dispone para ello.

Hacel enteu: significa que algo o alguien causa un cierto rechazo.

Hacel o tenel un buen habíu: hacer o tener mucha cantidad de algo, normalmente de comida.

¡Menú peoná!: se dice cuando alguien da muchas vueltas para ir a un determinado lugar.

Metel en domu: complementa a la expresión "Hacel de sábadu". En este caso, se emplea para decir que el hogar ya está limpio después de toda una jornada dedicada a ello.

Ni zaparrampiu: que no hay nada o nadie.

¿Pos y pareci?: equivale a preguntar: ¿Por qué?

¡Qué golpis tira!: se dice cuando alguien es muy ingenuo y dice regularmente comentarios muy graciosos.

¡Sa enfau!: se emplea cuando alguien se enfada de forma repentina y sin aparente explicación.

Se me antoja a…: se usa cuando se comparan a dos personas. Significa literalmente: “se parece a (alguien)”. Normalmente se emplea al comparar a una persona pequeña con otra mayor y que ambas tienen una estrecha relación familiar.

Te voy a regalal un 'corri que te cagas': expresión irónica que significa que no va a recibir absolutamente ningún tipo de obsequio o regalo.

Tirau a lo témpanu: posición corporal precaria que adopta una persona que está muy cansada cuando se acuesta en un determinado lugar.

Trá pa’ ca: trae para acá.

Tomarlas o tomar las onci: salir a tomar las cañas o los vinos a mediodía.

Tonto’l coño: se le dice a alguien que hace algo sin pensar en las consecuencias.

Vaiti daqui echandu juncias: vete de aquí rápidamente.

Velo ahí: significa algo así como: ahí está, ahí lo tienes, míralo.

Ven acá pacá: se usa para llamar la atención de una persona.

miércoles, 29 de abril de 2009

LAS PALABRAS MÁS CURIOSAS USADAS EN TORREJONCILLO

A

A cogolmu: se dice cuando algo sobrepasa un recipiente.
Aceronis: hierva ácida comestible que se cría en el entorno.
Aceu: agrio.
Achacarrá: aceituna "guisada".
Acobardau: que tiene miedo, incapaz de hacer algo por sí solo.
Acuil: acudir, asistir a algún sitio.
Acutal: guardar el sitio.
Agretón: imposible
Aguanievi: ave fría.
Aguza: sacapuntas.
Ajogalsi: ahogarse.
Ajuntal: llevarse bien entre dos o más personas.
Albañal: dasagüe.
Alelau: se le dice a alguien cuando está despistado o "en otro mundo".
Alicruji: inquieto, travieso.
Almadón: almohada
Alrenti: al borde o próximo a algo.
Alreol: alrededor, cercano o próximo a algo o alguien.
Altoncis: entonces.
Alvellanau: se dice de una persona que, a pesar de ser mayor, guarda un buen estado de salud.
Amojinau: enfadado.
Amollecíu: se dice de algo o alguien cuando ha pasado mucho tiempo en metido dentro del agua.
Amoncornalsi: dormitarse, quedarse medio dormido. 
Amotu: motocicleta, ciclomotor.
Amuelis: fastidiar.
Ámunus: variante de la primera persona del plural del presente del indicativo del verbo ir. Significa: vamos.
Ancá: en casa de alguien.
Anclas palanclas: juego popular que se hace con la goma de saltar.
Andaspainis: aparejos, utensilios usados en alguna labor.
Andi: significa literalmente dónde o a dónde.
Apañau: persona que tiene remedios y soluciones para todo tipo de problemas.
Aparejandu: palabra que se emplea como coletilla a modo de despedida. Significa algo así como: me voy, me marcho.
Apotronau: estar tirado o muy acomodado en un sitio.
Arradiu: radio.
Arramplal: agotar, acabar totalmente con algo o alguien.
Arrecíu: persona que tiene mucho de frío.
Arrejuntal: almacenar, coleccionar, retener un gran numero de cosas.
Arremolinau: unión caótica y precaria de enseres en un mismo lugar.
Asina: así, de esta forma.
Asolanau: estado en el que se encuentra algo tras estar expuesto al sol durante mucho tiempo.
Asonjail: torcido.
Atinal: acertar.
Avental: dar o recibir un golpe o guantazo, o bien expulsar a alguien de un determinado lugar. 
Azafati: instrumento para depositar algo. Normalmente se trata de un recipiente de porcelana utilizado en la cocina, más pequeño (pero más alto) que un plato y de forma rectangular.


B

Bacinilla: Orinal que se coloca bajo la cama.
Balagueraborrachera.
Barbascu: algo mal hecho.
Barriscorri: se dice cuando se barre una superficie de forma rápida sin apenas prestar interés.
Barruntau: Sentir o notar la presencia de algo o alguien.
Barullu: ruido, ajetreo.
Belei: significa algo así como: se venía venir.
Berbaju: cosa pastosa desagradable, normalmente referente a la comida para cerdos o a un lodazal.
Bichu: palabra que en Torrejoncillo se emplea prácticamente para cualquier cosa: desde un insecto a un animal grande, pasando por un utensilio de cocina, un aparato eléctrico, un árbol…
Bizcochón: bizcocho, normalmente se trata de una pieza de un tamaño grande, para compartir.
Bochinchi: agua retenida en la cavidad bucal.
Bolichi: canica o persona de baja estatura y un tanto pasada de peso.
Brutarati: persona que hace cualquier cosa de forma violenta, con muy poca delicadeza.
Bujeru: agujero, hoyo.

C

Cabanchágolpe dado con una azada en la tierra.
Cabanchuazada grande.
Cachibachi: aparato o elemento raro y/o pequeño.
Cachiclán: persona con la que se puede hablar o trabajar muy a gusto; que es en definitiva buena persona. Podría tener cierta relación con la palabra “cachicán”, que designa a una persona noble, amable y astuta encargada de guardar las fincas o tierras de labranza.
Cachu: cantidad o medida de cualquier cosa.
Cagalerosu: persona que coge ciertas manías o que hace algo muchas veces y con mucho interés.
Calabozu: herramienta para podar y desbrozar olivos o encinas.
Calambucu: recipiente para depositar algo.
Calandariu: calendario, aunque también puede referirse a una persona extravagante que actúa de forma singular y que por ello capta la atención del resto.
Calentalsi: aunque puede usarse en otros contextos, normalmente se refiere al estado en el que se encuentra una persona tras consumir una gran cantidad de alcohol.
Cancúa: persona fuerte.
Canteal: dar la vuelta a algo.
Caporal: se dice de alguien que quiere mandar por los demás, aunque siempre con un sentido irónico. Normalmente se emplea entre los niños y ligado a la expresión “Ven acá pa’ ca”.
Cascagüesis: cacahuetes.
Casoriu: boda, enlace.
Cazaporra: pegote de barro que se adhiere al zapato al caminar por un terreno mojado.
Ceroti: Pedazo de cera en forma de cilindro que usaban los zapateros artesanos para lubrificar el hilo con el que cosía. Como aceptación más coloquial, la primera deposición o excremento de los animales recién nacidos (terneros, corderos, etc.).
Chá: palabra que se usa para indicar asombro.
Chacha: contracción de la palabra muchacha.
Chambergu: prenda de abrigo usada para los días más fríos del invierno.
Chamuscu: escoba que una vez seca se utiliza para quemar o chamuscar el pelo del cerdo en las matanzas. También se empleaba para barrer las cuadras viejas.
Changarriu: trasto viejo e inútil.
Changau: roto, averiado.
Charnisca: carne crujiente.
Charrión (o cherrión): persona que habla mucho y que por ello resulta muy pesada para los que le escuchan.
Chascarillu: palabra o conversación graciosa.
Chicharri: alubia pequeña con la parte de arriba de color negro.
Chichi: carne magra.
Chichipán: persona que, a pesar de su insistencia, es capaz de hacer algo o captar la atención del resto. También puede designar a alguien que resulta incómodo entre el resto.
ChinasPiedras pequeñas.
Chinela: quiniela.
Chirichi: persona que, dados sus disparatados comentarios, deja a la vista que no está bien de la cabeza.
Chispoleta: persona a la cual le gusta imponer su mandato y su palabra sobre el resto del grupo.
Chochu: fruto del altramuz que se sirve en ocasiones especiales como las bodas, los bautizos o las comuniones.
Cobertón: manta de invierno que cubre la cama.
Cobral: recibir dinero o también un cachete.
Coguta: ave que habita en Extremadura y que se caracteriza por su singular cresta. Su nombre es una variante de la palabra ‘cuculla’ (lat.), capucha o cogullas de los frailes.
Cojitrancu: persona que cojea o tiene problemas para caminar.
Colal: en un acontecimiento, entremeterse disimuladamente entre la gente sin guardar fila o sitio.
Comistraju: comida rápida, precaria y de escasa calidad.
Compaña: variante de la palabra compañía.
Condumiu: cantidad de algo.
Coquillu: dulce típico de Torrejoncillo conocido en otros lugares como “pestiño”, hecho a base de (…). Se realiza fundamentalmente para las celebraciones más importantes de la localidad, como La Encamisá y se ofrece con gran hospitalidad entre las gentes que visitan el pueblo durante esos días
Craca: moco, membrana mucosa
Cutainu: persona que físicamente es pequeña.
Cutubillu: Parte del cerdo (rodilla) que se echa a la olla junto con los garbanzos y el resto de alimentos.

D

D.K.W (decauvi): a pesar de ser una marca de automóviles, este nombre se le aplica a cualquier furgoneta o monovolumen. Hace referencia a las primeras furgonetas comercializadas durante la segunda mitad del siglo XX.
Daleal: sinónimo de ‘canteal’. Significa dar la vuelta a algo o alguien.
Defaratau: algo que, a pesar de estar bien hecho, se ha deshecho por diversas causas.
Defiau: desviado, lejos.
Degueinu: hablar bajo.
Depositoriu: supositorio
Dequeu: modo de hablar con un tono muy bajo.
Derreciu: hablar en tono muy alto.
Derrengón: dolor muy fuerte de espalda.
Desajogal:
Desapartalsi: separarse. Normalmente hace referencia a un matrimonio. Aunque es una contradicción, pues “desapartalsi” significa etimológicamente “juntarse” porque se trata de una palabra compuesta del prefijo ‘des’ y verbo ‘apartarse’, que literalmente significa “no apartarse”; es decir: juntarse.
Descalentá: persona que se caracteriza por ser muy activa sexualmente.
Descambial: cambiar algo, fundamentalmente ropa. Como ocurre con “desapartalsi”, es una contradicción, pues “descambial” significa etimológicamente “no cambiar” porque se trata de una palabra compuesta por el prefijo ‘des’ y verbo ‘cambiar, que literalmente significa “no cambiar”; es decir: quedarse con lo que uno tiene.
Descracá: cara despejada.
Desgalichau: que viste con el atuendo sucio y desordenado, con poca compostura.
Desgobernau: persona que ha sufrido un dolor corporal o una rotura de alguna extremidad.
Desolución: pegamento muy fuerte empleado por algunos artesanos, normalmente zapateros. Tal vez se trata de una variante de la palabra “disolución”.
Despacingau: desarmado, con poco aplomo.
Despelujau: mal peinado.

E

Echambarilau: algo que está hecho de forma muy precaria.
Embarbascau: manchado, pringado. Variación de la palabra “barbascu”
Embozá: puñado de algo.
Embrocal: poner algo boca abajo o estar al borde de un precipicio.
Empancinau: empachado, harto. Tradicionalmente se emplea tras hacer una comida copiosa.
Emplejincá: Acurrucada o torcida por diferentes causas: frío, enfermedad, por llevar ropa incómoda, etc.
Empresa: línea de autobús público que recorre las diferentes localidades.
Encalal: aplicar cal sobre las paredes.
Enclaral: aclarar.
Encueru: desnudo.
Endilgar: enviar a alguien a un sitio.
Endiñal: dejar un asunto complicado en otras manos desatendiéndose completamente de él.
Engarilla: puerta rural hecha normalmente a mano y con materiales básicos que delimita dos terrenos o zonas.
Engilal: enhebrar; pasar la enhebra de un hilo por el ojo de una aguja para posteriormente coser.
Engorru: estorbo.
Engüerar: poner el huevo una gallina
Enreal: erder el tiempo haciendo algo insignificante.
Entoavía: todavía.
Entinguerengui: situación extremadamente insegura en la que se encuentra alguien o algo.
Escalabral: hacer un corte en la cabeza de forma accidental.
Escardincha: pájaro que se caza en invierno.
Escarracachá: postura corporal compleja que se da cuando alguien está muy cansado y se acuesta en cualquier lugar por muy incómodo que este sea.
Escascarillau: asija de porcelana deteriorada o pared que se le caen capas.
Esconderichi: lugar en el que donde los niños se esconden cuando juegan al escondite.
Escuchimuzau: persona delgada, enjuta, demacrada.
Esñugalsi: atragantarse con la miga del pan.
Esperonis:
Espichal: salpicar con agua o cualquier otro líquido. También se emplea para aludir al fallecimiento de un ser humano o un animal.
Espigón: también conocido como “padrastro”, es pellejo que sale de forma irregular sobre la epidermis del dedo.
Espingardu: persona alta y delgada.
Estalachi: instalación de precarias condiciones o aparato viejo e inservible.
Estaribel: instalación de precarias condiciones.
Estreocis: tijeras grandes y antiguas.

F

Fanfarrón/a: persona basta, ruda y que se caracteriza por tener unos modales que resultan incómodos.
Farraguas: persona que va mal vestida (con la camiseta por fuera, los pantalones caídos, los zapatos desabrochados...)
Frital: freír.
Fusca: basura, desperdicios.

G

Gachu/a: zurdo.
Galifati:
Gandulacanica de gran tamaño.
Gañón/a: persona que come mucho.
Garabatusa: zancadilla que se hace con el objetivo de caer a otro o acción pícara, pero exenta de maldad.
Gatuña: bola con pinchos producida por una planta herbácea.
Gentinosu/a: es una de las palabras más características de la localidad. Significa persona de mal humor y que se enfada por cualquier cosa que le sucede.
Geringoncia: maniobra rara o trazo sorpresivo,
Golel: oler, aunque también se puede referir al hecho de meterse en asuntos que no son de su incumbencia.
Gorrón: piedra más o menos grande o persona tacaña, ávara.
Guaña: guadaña. Herramienta usada en las labores de la siega que se caracteriza por tener un mango de 1,5 metros aproximadamente y en la parte inferior una larga cuchilla.
Guesillu: huesillo. Dulce estrecho y alargado, que se degusta al igual que el “coquillo” en las festividades más ilustres del pueblo.

H

Habeliá: habilidad, capacidad para hacer cualquier oficio y adaptarse a situaciones diversas.
Haiga:
Husmal: espiar, estar pendiente de todo lo que sucede alrededor sin perder detalle de nada.

I

Indicción: inyección.

J

Jaba: se utiliza para mostrar desagrado o inconformidad sobre algo.
Jaba-Coca: persona que tiene muchos defectos. En la naturaleza, una haba coca es el fruto del que se alimentan algunos cocos o parásitos.
Jabetá: corte muy profundo y hecho de forma accidental sobre el cuerpo.
Jaci: haz
Jacel: variante del presente del indicativo del verbo hacer. Significa: hacer.
Jaigoso: desganado.
Jambri: hambre.
Jambrina: persona ansiona, que tiene obsesión por hacer muchas tareas al mismo tiempo para obtener el máximo beneficio.
Jamielgu: persona que tiene pasa hambre y que por ello come con visible ansiedad cuando tiene la oportunidad.
Jaragánharagán. Persona vaga, perezosa, holgazana.
Jaramugu: persona muy alta.
Jarapucheal: jugar con el agua.
Jarinear: llover de forma tímida.
Jatu: ropa nueva o cantidad de algo.
Jeol: olor desagradable.
Jerrugentu: estado en el que se encuentra un viejo utensilio, oxidado, olvidado y desgastado fruto del paso del tiempo y las inclemencias atmosféricas sobre él.
Jeringoncias:
Jeringosu/a: persona cabreada, de mal humor.
Jiedin: variante de la segunda persona del plural del presente del indicativo del verbo oler. Significa: huelen.
Jileis: hieles.
Jilupita: muy seco.
Jochi: agujero en el suelo.
Jocinu: hoz, herramienta que se usa para cortar la hierba y segar
Jondón: fondo.
Jopetón: suceso inesperado.
Jorca: horca, herramienta agrícola para trabajar la paja.
Joritaña: fuego hecho de forma rápida y con materiales vegetales precarios.
Jotril: jaleo, ruido.
Juil: huir rápidamente de un lugar.
Jumenta: nube de humo muy grande producida por el fuego.
Jumeril: igual que “jumenta”
Jurgoneru: palo que se usaba para mover la piconera mientras se quemaba y comenzar con el proceso de apagado para producir el picón.
Jusu: vara de hierro usada en diversos artificios.

L

La tosi: tos crónica o muy continuada.
Lameol: persona extremadamente cariñosa y que por ello resulta en ocasiones un tanto pesada.
Landeal: andar por algún sitio entrometido buscando algo o entrometerse astutamente en un determinado contexto para saber qué sucede.
Laña: remiendo que se hace sobre una prenda de vestir.
Lapu: golpe fuerte o escupitajo.
Lenguarúa: persona que cuenta todo lo que le dicen.
Leonera: habitación muy desordenada.
Lindón: banco de tierra que separa dos terrenos.
Liternazu: golpe fuerte.
Loceril: se emplea cuando hay mucha loza aún por lavar.
Lumbri: fuego, hoguera.

M

Madri: restos de uva pisada que se le agrega al mosto para la fabricación del vino.
Mairi: madre
Mamaluta: situación embarazosa, problema incómodo de resolver.
Maná: dinero que se da a los novios el día de su boda o manojo de espárragos.
Manito/a: persona joven.
Mazacoti: trozo muy grande de algo o persona alta.
Mazaroca: mazorca de maíz.
Melopea: borrachera.
Merendilla: merienda que se toma por la tarde.
Mia: variante de la segunda persona del singular del presente del indicativo del verbo mirar. Significa: mira (observa, atiente).
Miscanderu/a: persona escrupulosa y que a la hora de comer enreda mucho con la comida.
Moiral: basurero.
Moita: cabeza grande.
Mojiganga: persona que hace travesuras pero sin maldad.
Mojigatu: persona que resulta incómoda por sus hechos o palabras.
Mojosu: con moho.
Mollegueal: cojear.
Mollera: cabeza grande.
Mona: pene.
Monsú: hombre de complexión fuerte, robusta.
Moqueru: pañuelo que usan normalmente las personas mayores para aliviarse la nariz del resfriado.
Morapiu: bebida alcohólica (cualquiera).
Morgañu: araña pequeña e inofensiva.
Morral: bolsa de trabajo de gran tamaño o persona bruta, que hace las cosas sin delicadeza.
Morrión/a: persona a la cual le cuesta muchísimo cambiar su opinión o forma de pensar.
Mua o muda: ropa interior.

N

Napia: nariz de gran tamaño.
Niqui: camiseta de manga corta.
Nuevinu/a: persona joven.

Ñ

Ñurda: excremento.

O

Oju: normalmente se emplea en oraciones de tipo exclamativas. Advierte del peligro de hacer algo ante una situación complicada.

P

Paí: por ahí, en algún lugar desconocido.
Pai: un par.
Pairi: padre
Pal: significa literalmente “para el”, para una zona concreta.
Palu mozuherramienta hecha a base de un palo largo de madera al que se le añade en su extremo una pieza de hierro en forma de “U” cuyos vértices a su vez presentan un pequeño orificio. Se emplea para colgar las ristres de los embutidos de las matanzas sobre los maderos del techo.
Pamplinosu/a: persona que se queja continuamente por cualquier cosa insignificante.
Pejiguera: persona empachosa.
Pencu/a: persona que tiene rasgos físicos o una forma de actuar y que por ello no resultan atractiva.
Pendón/a: persona inquieta, que no para en su hogar. No confundir con las insignias militares empleadas en la guerra para diferenciarse del enemigo, aunque tal vez ambas acepciones tengan cierta relación en cuanto a su significado.
Peona: cabeza muy grande.
Pericuti: subir en hombros a alguien.
Perras: dinero.
Petati: fiestero, revoltoso, extrovertido.
Petar: apetecer.
Petrina: corredera de los pantalones. 
Pichindangu: espuma del pechín de la aceituna.
Pispiernu: pie del cerdo.
Pitera: corte en la cabeza causado por un fuerte golpe.
Porrón/a: persona torpe a la cual le cuesta mucho esfuerzo hacer alguna actividad.
Pos: pues.
Practicanti: en el área médica, persona encargada de realizar labores de cura de escasa importancia.
Prenda: halago cariñoso hacia una persona.
Priesa: prisa.
Probi: pobre.
Pucherus: llanto de un bebé o niño.
Puru: significa, entre otras cosas, regaliz de gominola de aspecto fino y alargado.

Q

Queal: quedar.
Quinceñu: se le dice a todo aquel que, a pesar de tener una cierta edad, guarda un ciero aire de aspecto juvenil, agradable y fresco.

R

Racatiñosu: tramposo.
Rajetá: corte muy profundo.
Rana: órgano genital femenino.
Rañosu: Persona que ni deja, ni da, ni regala nada. Ávaro, tacaño, agarrado, mezquino.
Rebujal: mezclar o envolver algo con otra cosa.
Refalera: tobogán con forma de rampa instalado en los parques y jardines.
Reflán: refrán.
Refregal: raspar y limpiar con fuerza algo.
Regaera: agua que circula calle abajo cuando llueve.
Regueru: caudal por donde transitan las agudas de riego en los campos y parcelas.
Rejendija: reja muy pequeña o hueco de escasas dimensiones.
Rejilal: temblar, tiritar.
Relenti: se emplea cuando colocamos algo intencionadamente en un determinado lugar para que se enfríe.
Relochu/a: persona que espera con muchas ganas algún acontecimiento.
Remostal: manchar con algo sucio, grasiento o pegajoso.
Remualsi: vestirse con la mejor ropa que uno tiene.
Rengailla: lumbago, rabillo.
Repelucu: 
Rescalumpius: columpios de un parque o jardín.
Rescolgal: colgar.
Resfalosu: resbaladizo. 
Respajilón: Se dice cuando algo ocurre muy rápidamente.
Respingal: dar saltos de alegría.
Reticulosu: alimento un tanto gelatinoso y que por ello resulta de mal gusto entre algunas personas.
Ripia: parte alta de la casa donde se almacenan los trastos viejos.
Ristri: gran cantidad de algo. Se usa especialmente para referirse al embutido unido por medio de una tripa y dividido en fragmentos regulares.
Rondaol: pieza circular metálica de pequeño tamaño.
Roña: suciedad.
Roñica: agarrado, tacaño.
Roseta: Dulce típico de la localidad hecho en forma de rosa de gran tamaño. Se usa, al igual que el “coquillu” y el “huesillu”, para las festividades más destacadas.
Ruilla: pieza circular almohadillada de gran consistencia hecha completamente de tela hecha en forma de rosca. La empleaban las mujeres para colocársela sobre la cabeza y poder transportar sobre ella cualquier recipiente. Gracias a ella no sólo podían soportar un gran peso sin hacerse daño, sino que también les permitía tener las manos libres para llevar otras cosas y aprovechar de esta forma el viaje.
Ruilleru: rodillo de madera usado apoyar las piernas mientras se lavaban las prendas de ropa en el río.

S

Sabijondu: persona que hace alarde de sabiduría y que por ello causa cierto malestar entre el resto.
Sacuil: sacudir, limpiar algo moviéndolo o frotándolo contra algo para eliminar la suciedad.
San Tuturninu: San Saturnino, santo que tiene su ermita en las proximidades del cementerio.
Saternosti: también llamado santorrostro o salamanquesa, es un pequeño e inofensivo reptil que vive en las cavidades de las paredes o bajo las piedras
Seriana: prenda de abrigo.
Sigureja: segureja, hacha.
Sorbel: beber de forma rápida e ininterrumpida.
Sustribalsi: apoyarse sobre alguna superficie para descansar.

T

Tajicóntrozo de madera en el cual se apoya la carne para cortarla.
Tajuela: juego popular que consiste en (…)
Tarmazo: golpe muy fuerte.
Tiraol: tirachinas
Tramboju: travieso, inquieto.
Traspantoju: trampantojo, trasto viejo, inútil y grande que ha quedado en desuso. También puede emplearse para personas que estorban en un determinado lugar.
Traspuestu: estado de somnolencia inintencionado en el que se encuentra una persona causado por un gran cansancio.
Trastuecanu: aparato que funciona mal.
Troji: parte alta de la casa donde se guardaba el grano y trastos viejos.
Tullina: paliza que se salda con graves consecuencias.
Turmas: criadillas o, por su semejanza, también se emplea para aludir a los testículos del hombre.
Turra: morcilla que se caracteriza por el empleo de sangre. En ocasiones hace referencia al órgano sexual masculino.

V

Vagal: tener tiempo libre para hacer una determinada tarea.
Vai o vaiti: significa literalmente: ve (del verbo ir).
Velas: secreción mucosa que se localiza entre los orificios de la nariz y el labio superior.
Velortu/a: persona que tiene una visión muy limitada.

Z

Zaburda: lugar sucio y desordenado.
Zarajuelli: flor silvestre que se caracteriza por adherirse a las prendas de vestir.
Zarrapastrosu: persona que viste con ropa vieja, sucia y que por ello genera un aspecto desagradable.
Zurra: paliza, agresión.